Pablo Hásel no es un santo de mi devoción, ni comparto algunas de sus ideas, pero jamás movería un dedo para que se le encarcelase por las letras de sus canciones. Con él son ya 14 los raperos condenados y va a ser el primer rapero encarcelado en Europa por un delito de opinión.

Valiente contrasentido el de un país con una justicia secuestrada e interina, que manda a un joven rapero, como Pablo Hásel, a prisión por supuestas injurias a un rey corrupto y ladrón.  Un Borbón que, curiosamente, no solo nos injuria al pueblo español, sino que roba y evade impuestos pero, en lugar de ir a la cárcel, lo mandan a Abu Dhabi a vivir a cuerpo de ídem.

Dos varas de medir

2 varas tan descaradamente diferentes, no pueden ser de recibo en un país que se diga democrático porque precisamente la democracia de un país se debería medir por el grado de protección de unos derechos, como en este caso es el de la libertad de expresión.

¿Tanta mano dura con los raperos, twiteros o titiriteros y una mano tan laxa con los corruptos difamadores y ladrones?  Sólo los países más autoritaristas mandan a prisión a los poetas, cantantes o escritores por sus letras, escritos u opinión.

Ítem más, hay que denunciar una ley mordaza que permite esto, que por cierto era una promesa electoral su derogación y ahí está aún, no debería seguir un día más y menos con un gobierno progresista de coalición. En La Terca Utopía, llevamos mucho tiempo denunciándolo.

La libertad de expresión

Por encima de todo debería estar la libertad de expresión, siempre y cuando esa libertad no menoscabe los derechos de otros. Pero ésta resolución judicial que manda a la cárcel a Pablo Hasel, niega y mancilla esa sacrosanta libertad de expresión.

Para mí, ni las blasfemias u ofensas contra los sentimientos religiosas, ni las injurias al rey, por poner otro ejemplo, deberían ser delito. Hay que eliminar esos delitos del código penal

Siempre nos declaramos por la despenalización de leyes injustas y en muchos casos debería ser hasta una obligación no acatar. Lo dijimos con la ley del divorcio y hoy nadie entendería que se mandara a nadie a la cárcel por divorciarse. Lo dijimos con la ley del aborto, que estando o no de acuerdo, nadie debería encarcelar a quien se vea en la necesidad de hacerlo.

Lo dijimos contra las leyes homófobas, porque no se puede ir a la cárcel por ser de una diversidad sexual diferente. Y lo decimos ahora, porque no es de recibo una operación de Estado para encerrar a Pablo Hásel por no doblegarse y ser un ejemplo de lucha. Vaya Normalidad democrática!

Para saber más sobre Pablo Hásel:

Artículo anteriorLa luz no la ha subido Iglesias, ni Garzón, ni el Gobierno.
Artículo siguienteDemocracia plena Vs Normalidad democrática
Profesor albaceteño con más de 34 años de ejercicio. Logopeda y especialista en Pedagogía Terapéutica. Ya jubilado. Miembro de la "Comunidad del Olivo" que forma parte de las Comunidades Cristianas Populares (CCP) y en cuya coordinadora estatal, representa a las Redes Cristianas, en cuya coordinadora estatal participa actualmente. También es miembro del consejo de redacción de UTOPIA, la revista de cristian@s de base. Pertenece a ATTAC, al colectivo de Apoyo al Inmigrante -ACAIM-, a la PAH (Stop Desahucios AB) o a la Plataforma contra la militarización de Albacete, CONMILAB, entre otras. Fue coordinador provincial de Nueva izquierda, desde su creacion. Posteriormente fue coordinador provincial de Izquierda Unida, desde 2007 hasta su dimisión en diciembre de 2010; candidato al Senado en 2004; compañero de Cayo Lara en la candidatura al parlamento regional de CLM en 2007; cabeza de lista al Congreso de los Diputados por Albacete en 2008; candidato a las elecciones europeas por «La izquierda», y hasta julio de 2011, miembro de su Consejo Político Federal. Tras su paso activo por el 15-M, contribuyó a la creación de PODEMOS en Albacete, formación a la que pertenece y en la que ha sido el responsable de "Laicidad y Libertad de conciencia" del primer Consejo Ciudadano Estatal al que perteneció desde Noviembre de 2014 -Vistalegre I-, hasta Vistalegre II en febrero de 2017. En la actualidad es un mero militante.

1 Comentario

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here