Pateras y batiscafos.

Inevitable comparación ante éstas tres noticias de hoy mismo -22 de junio de 2023- que, leídas conjuntamente, se entienden mucho mejor:

  1. 1. CINCO multimillonarios a punto de morir en un batiscafo de CINCO metros (el Titán no es un submarino) por embarcarse en una aventura arriesgada para ver de cerca los restos del Titanic. Está ocurriendo en las aguas de Terranova (Canadá). No es tragedia ni catástrofe natural; es un drama sí, pero era evitable. Está en todas las portadas y con todo detalle.

Sobran los comentarios, ¿o quizás no?…

Yo -hoy- no voy a decir más. Prefiero recoger las palabras Helena Maleno, gran activista por los DDHH, (@HelenaMaleno) quien ayer mismo decía cosas como estas:

“Es tortura tener a sesenta personas, entre ellas seis mujeres y un bebé, más de doce horas esperando un rescate en una neumática endeble que puede hundirse en cualquier momento (…) Los países siguen jugando con la vida de la gente: España dice que vaya Marruecos, aunque ahí no hay aguas SAR marroquíes. Marruecos dice que va, porque las aguas hasta Canarias son suyas, pero al final les deja esperando porque les da igual que se mueran (…) La gente en pánico, sobre una goma sin comer, exhausta (…)

Es lo de Grecia, lo de Italia, lo de España, lo de la política europea en las fronteras. Es tortura y muerte.

Para saber más:

Sígueme en redes sociales

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *