martes, diciembre 6, 2022
InicioAlbaceteVecinos contra la ubicación de un centro de menores.

Vecinos contra la ubicación de un centro de menores.

Absurda, inhumana, antiética, insolidaria y manipulada manifestación que puede suponer un delito de odio.

El Centro de menores «Arco Iris» de Albacete.

Cuando algunos vecinos y vecinas de mi barrio, en un “rien va plus” del absurdo y desde un hipócrita concepto de la solidaridad, están llamando a una manifestación contra la instalación de un centro de menores, justo al lado de mi casa (), yo acabo de firmar un manifiesto para que no se autorice semejante actividad por xenófoba, manipulada e inmoral y porque además, puede suponer un delito de odio (Ver texto y enlace más abajo)

Siento mucha vergüenza de la mayoría de mis convecinos, por haberse dejado llevar tan lejos ¿Qué será lo próximo?, y mucha indignación por la inmoralidad y malas artes de unos pocos vecinos que, desde los planteamientos más aporofóbicos y ultraderechistas que hayan, han liado al resto, haciendo ver un problema, donde nunca lo hubo.

El centro Arco Iris, no es un reformatorio, sino un centro de primera acogida para menores tutelados (por tanto de corta estancia que lo que pretende es que los menores acogidos por tutela judicial (no MENAS, como les han llamado, ni delincuentes, no desadaptados) puedan vivir en unas buenas instalaciones y con la mayor dignidad posible.

Empezaron malinformando y reclutando gente por los edificios del barrio.

El día 8/8/22 me encuentro en mi edificio de la calle Maratón, una convocatoria de Junta General Extraordinaria, y que para tratar como único punto del orden del día la supuesta “Información -por parte del Presidente- acerca de la próxima construcción del Centro de Menores “Arco Iris”, colindante al Edificio. ¡ NO ME LO PODÍA CREER !

Inmediatamente, y dado que no podía asistir presencialmente, le dirijo una carta al administrador de la comunidad (Serfincas, para más señas) en la cual les manifiesto que espero que el objeto de la misma, fuera solamente el de informar, y no el de fomentar ninguna actitud xenófoba entre los vecinos, ni tampoco, el de infundir miedos o cualquier temor que creo injustificado.

Y así, escribí una carta para leer a mis convecinos (que como no leyeron la copio más abajo) acompañada por estas palabras:

  1. Si es solamente un acto informativo, ya leeré el acta y me contarán lo allí informado que por supuesto ya conozco, pues se tratará de comunicar la decisión de la Junta de Comunidades de trasladar a nuestro barrio (y en el solar que hay próximo a nuestro edificio, concretamente en la parcela dotacional DOT.X.4 del Sector 19 del PGOU de Albacete, con una superficie de 2.376,94 metros cuadrados, de nuestra calle Maratón) el “centro de primera acogida de menores, denominado ARCO IRIS, anteriormente situado en la calle del Ángel nº 37.
  2. Si además de informar, lo cual se podría haber hecho mediante carta o nota informativa, lo que se va a propiciar es el debate y la posibilidad de emprender acciones, lo cual no creo que se pueda hacer sin advertirlo antes, desde aquí quiero que mi opinión sea un “nihil obstat” es decir No hay problema a la construcción, y que no apoyaría ninguna acción que pretenda boicotearla.
  3. Y si finalmente se pretendiera votar, ya anticipo “mi voto en contra” argumentando las siguientes apreciaciones que me gustaría conocieran mis convecinos, así como el informe favorable de La Asociación de Vecinos de Universidad que no ve inconvenientes en el trasladado del centro de menores a este nuestro barrio.

A mis queridos vecinos, (para leer en caso de considerarse necesario)

Antes de dar mi opinión quiero reflexionar sobre 2 cuestiones y plantear algunas preguntas:

A) Es un centro de protección, no un reformatorio; es decir, un centro de primera acogida de menores en el que se asiste a niños y niñas de 0 hasta 17 años para su valoración antes de asignarles viviendas adecuadas a su situación. O sea, que no estamos hablando de delincuentes, ni de personas problemáticas, sino de niños/as y de que existen leyes vigentes de protección, tanto de los menores, como de la difusión de sus datos.

B) En su ubicación actual, en la calle Ángel 37, frente a las angustias, nunca ha habido ningún tipo de protesta, ni siquiera ningún incidente vecinal en los muchos años que allí lleva ubicado el ARCO IRIS. Lo que aquí construirán es un centro con una capacidad para 30 personas, de 0 a 18 años (ahora mismo solo hay 20 menores de los cuales 8 son menores de 6 años). Son menores que por distintas circunstancias se encuentran desprotegidos y que las administraciones están obligadas a proteger adecuadamente mientras se buscan otras alternativas (tutelas, acogidas temporales, adopciones, regreso a sus unidades familiares en diversos niveles, etc.) y para su atención y correcto funcionamiento este centro contará con 39 empleados públicos, especialistas en temas de infancia y menores así como en temas de protección. 

* ¿Por qué cuando se construyó este moderno centro sociocultural o cuando se empezó a construir un nuevo colegio, a pesar de su dudosa necesidad por falta de alumnos, la inversión pública fue muy bien aceptada, pero cuando en un espacio público, las autoridades competentes deciden construir un edificio,  para algunas personas, ese tipo de servicios sociales tendrían que estar en otros barrios y no en el nuestro?

* ¿Por qué se está produciendo –y quizás contribuyendo con estas reuniones- a crear cierta alarma social? … ¿No será por el desconocimiento y estigmatización de este tipo de centros, o por la falta de comunicación entre el vecindario y las instituciones promotoras?

Este es un tema de la asociación de vecinos/as –que ya se ha pronunciado como puede verse en el enlace adjunto- y no de cada uno de los edificios. 

Y perdonad la extensión, pero en mi humilde opinión, no es tanto el perjuicio a pagar por este barrio -sino antes bien un beneficio-, si aquí se instala un edificio público para servicios a la comunidad, en lugar de tener un par de estercoleros y en un solar que por otra parte, aunque su origen era de propiedad municipal, fue cedido a la Junta de Comunidades en el año 2008.

Pero llegaron demasiado lejos.

Tras conseguir responsables por los portales –supuestamente para informar al resto de los vecinos- convocaron asambleas -y que informativas- se concentraron ante el Ayuntamiento, constituyeron su plataforma, abrieron cuentas en redes sociales, recogieron firmas, subieron el caso a Change.org … y ahora convocan una marcha y manifestación para este próximo sábado. Pero, ¿estamos locos?

Les dio igual que la junta haya dado las explicaciones correspondientes (pues el proyecto ya estaba aprobado hace tiempo al haberse quedado obsoleto y pequeño el centro anterior, pero por la pandemia quedó aparcado);

Les dio igual que el ayuntamiento les informara de la permuta que se hizo a la JCCM del solar;

Les dieron igual las explicaciones de los técnicos que aseguraban que no era un  centro de reforma, sino de educación de menores custodiados por la junta por sus problemas familiares;

Les dio igual que en todos los años que el centro lleva en la calle del Ángel 37, no hubiera habido un solo problema… y

Les dio igual que la asociación de vecinos del barrio no viera inconveniente alguno en el traslado de este centro de menores.

Hasta cambiaron su discurso de odio, política y miedo por el de la falsa preocupación por los pobres menores.

Si, si, como lo oyen. Ahora en sus campañas en redes, casi siempre sin dar la cara, escriben preocupados por la ubicación de un centro de menores que, estando tan lejos del centro, no van a estar bien integrados. Y se les pueden leer frases como estas:

“Estamos en contra de la ubicación, sin cabeza ninguna, al lado de un descampado”,

“¿Adolescentes mayores de 11 años en el extrarradio de una ciudad y la carretera nacional a escasos metros…?”

“¿Trasladar el Centro de Menores ARCOIRIS al extrarradio, con un colegio parado, creando marginalidad y menos integración a esos Menores?”

“No pongan en el extrarradio a unos menores, si quieren su integración, no es el lugar idóneo, pues no existe nada”

“No mandéis el centro de menores al último solar de Albacete, creándoles más marginalidad, menos integración y más desprotección para ellos”…

Falsa moral, cinismo e hipocresía, además de una xenofobia oculta en una absurda campaña manifestación.

La infancia señalada

Terminamos con el manifiesto que ya hemos firmado y al que aún os podéis sumar, que lleva el citado título.

MANIFIESTO A FAVOR DE LA REUBICACIÓN DEL CENTRO ARCO IRIS EN EL BARRIO UNIVERSIDAD ALBACETE.

El Centro Arco Iris de Albacete es un lugar que no solo acoge, sino que es hogar, lugar y refugio para menores en riesgo de exclusión social, para menores que, con el poco tiempo que llevan en el mundo, hasta llegar a este centro, la mayoría de sus vivencias se sostienen en la crueldad y el abandono. Profesionales que trabajan por y para la reinserción de estos jóvenes en la sociedad, para ayudarles a encontrar su hueco en el mundo; pero lo terrible de este mundo, es que para ellos no hay un lugar.

Aquí, en Albacete, ciudad cruce de caminos, lugar de paso, que presume de acoger, de ser el mestizaje de la llanura de los que vienen y van, se estudia ubicar dicho centro en el barrio Universidad; un grupo de vecinos de esta zona, en concreto se hacen llamar PLATAFORMA ALBACETE SUR, responde con negativas a que esos seres humanos, menores, que nacieron siendo víctimas de una sociedad que siempre les ha dado la espalda, vivan y convivan cerca de ellos, dejando a la infancia abandonada y señalada.

En la argumentación se escuchan palabras como: “MENAS, inmigrantes, robo, inseguridad” y un largo etcétera, que crea un sesgo discriminatorio fruto de la intolerancia y del miedo injustificado, que lo único que crea es potenciar la desigualdad y sostener un discurso de odio contra menores de edad.

Dichos prejuicios lo único que consiguen es crear una barrera que interpone una distancia que entorpece la interacción y la integración de la infancia, contribuyendo a que la situación de estos menores siga siendo de exclusión y extrema vulnerabilidad.

La PLATAFORMA ALBACETE SUR, formada solamente por algunos vecinos de dicho barrio Universidad, va a hacer una manifestación que supone un delito de odio, pues se sustenta en que esos menores sólo van a traer conflictos a su barrio, sin darse cuenta que el único conflicto es esa actitud vergonzosa de quien señala a quien, en su corta vida, solo ha sido una víctima.

Por todo ello, instamos a las autoridades competentes en permitir dicha manifestación (subdelegación del gobierno, policía local, etc) que reconsideren la autorización del permiso para realizarla, y al Ayuntamiento de nuestra ciudad que interponga algún tipo de sanción a la Plataforma Albacete Sur, por promover la manifestación llenando con carteles farolas y paredes del barrio, promoviendo con ello, este delito de odio.

Por último, hacemos un llamamiento a las personas, entidades y colectivos, en las que no sólo prima la tolerancia y la solidaridad, sino también el sentido común, para que se adhieran a este manifiesto, para que esta situación vergonzosa y denigrante se pueda frenar y no se vuelva a repetir.

Como sociedad no podemos olvidar que estamos hablando de menores, 20 seres humanos con edades comprendidas entre los 0 y los 18 años, que no solo merecen una vida digna y sin prejuicios, sino que entre todos les abracemos para que la vida deje de golpearles.

Para firmar aún o sumarse al manifiesto pinchar aquí: https://docs.google.com/forms/d/e/1FAIpQLScf-x6C6_uVQztoqn-1l9pAoVl3fRCFk5u5zTQSvVp95Oqy9g/viewform

Para saber más:

•         La Asociación de Vecinos de Universidad que no ve inconvenientes en el trasladado del centro de menores a su barrio.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Popular posts

My favorites

Redes Sociales

386FansMe gusta
917SeguidoresSeguir
42,848SeguidoresSeguir