Hoy 14 de Abril, hace 90 años de la proclamación de la II República Española. Era la primavera de 1931 cuando se instauraba la democracia en España y se derrocaba -en las urnas- a la monarquía de Alfonso XIII. Fue un día de inmensa alegría en Albacete y en toda España.

Fueron años de libertad y de recuperación de grandes valores, hasta que en julio del 36, -de una manera antidemocrática total- un golpe de estado militar, terminó con ella.

Así se llegó a esa sangrienta Guerra Civil (que no la provoca la República), que duró 3 horribles años hasta el 1 de abril del 39 que se instauró la dictadura franquista.

En la escuela no nos lo contaron así, pero así fue.

Las derechas no aceptaron el voto del pueblo en una encomiable Unidad Popular y de la mano y fusil de un sanguinario general Franco, se implantó una férrea y también sangrienta dictadura de 40 años que apenas acabó con una transición demasiado conservadora y que siempre nos vendieron como democrática.

Si la 1ª República apenas duró 2 años (del 11 de febrero de 1873, hasta el 29 de diciembre de 1874) y la 2ª República más de 5 años (del 14 de abril de 1931 hasta el 18 de julio de 1936), la 3ª República la haremos llegar más pronto que tarde y será por muchos años más.

Hoy en Albacete a las 20 horas, como en muchísimos pueblos y ciudades de España, homenajearemos a la tricolor, con una enorme bandera que ya luce en el antiguo paseo de José Antonio, hoy Paseo de la Libertad, junto a la Plaza del Altozano, entonces del Caudillo.

Será el colofón a una serie de actividades que hemos desarrollado desde Albacete por la República que comenzaron el pasado 25 de marzo y de cuyos hechos dimos cuenta en LA TERCA UTOPÍA, con esta entrada: “90 Aniversario de la II República. Reivindicando una III República de ciudadan@s iguales, no de súbditos

Homenaje a la tricolor.

Desde las 19,30 h ya estarán sonando diversas canciones protesta y republicanas para crear un buen ambiente de acogida.

A las 20 h comenzará este último acto republicano de conmemoración del 90 Aniversario de la proclamación de la II República Española con la siguiente estructura:

1. Saludo y presentación a cargo de Juan José Jávega, hijo de uno de los concejales republicanos del Ayto de Albacete.

2. Lectura del manifiesto republicano a cargo de Eugenia Vecina y Javier Sánchez, miembros de AB por la República. Se adjunta al final.

3. Micrófono abierto participativo (asamblea) en el que intervendrán representantes de colectivos y ciudadanos/as y quien así lo desee, a título personal. Ya han confirmado: Albacete con Palestina, Ágora feminista, Amigos del Pueblo Saharaui, Colectivo feminista Torre Púrpura, UJCE.

4. Despedida y cierre del acto a cargo de Esteban Ortiz, en nombre del grupo organizador, que acabará con el correspondiente Himno de Riego.

Conmemorar un 14 de abril, como ya hemos dicho otras veces en éste mismo blog, no es un mero rito de nostalgia, ni solamente un acto de recuperación de la memoria histórica, sino reafirmar un triple compromiso al que invitamos a unirse: Una reivindicación de un pasado memorable, una reafirmación y compromiso con el presente, y una propuesta responsable de futuro.

1º) Reivindicamos un pasado fortísimo e intenso (…) el viento y la luz de la 2ª República. Y la herencia de tantas y tantas personas, que dieron su vida, su libertad y su seguridad, y que pagaron con la persecución, el exilio, la prisión y la muerte.

2º) Afirmamos un presente. La república, la “res-pública”, el patrimonio y tesoro que tenemos las personas que vivimos juntas: “lo público”, lo que nos es común, y

3º) Proponemos un futuro: El futuro de un sistema democrático cuyo funcionamiento dependa de la responsabilidad de la ciudadanía y no únicamente de la dejación de nuestro autogobierno.

Y acabo como lo hacía hace 8 años, también aquí, en La Terca Utopía:

Por la Libertad, por la Igualdad y por la Fraternidad.
Por nuestra felicidad, de todos y todas.
¡Viva la República!

Para saber más:

Manifiesto 14 de Abril: Día de la República.

Amigas, amigos:

¡Hasta aquí hemos llegado! Vamos a decirlo bien alto y bien claro para que todo el mundo nos entienda: jamás aceptaremos una jefatura de Estado hereditaria, jamás normalizaremos la imposición de un dictador sanguinario, jamás miraremos hacia otro lado ante la corrupción galopante de la familia real. No hemos llegado hasta aquí para eso. Se ha acabado el tiempo de los cuentos chinos.

La Transición se hizo bajo amenaza, los partidos republicanos no pudieron presentarse a las elecciones a Cortes Constituyentes y a la ciudadanía se le ofreció en referéndum elegir entre la monarquía o la nada. Pero eso no es democracia, sino trampa, pinchazo o pellizco. Al pueblo español se le trató como si fuera menor de edad. Pues, bien, ha llegado el momento de reclamar nuestra mayoría de edad como mujeres y hombres libres e iguales, sin paternalismos ni tutelas.

Ya está bien de milongas. Reclamamos un auténtico proceso constituyente, participativo, abierto y horizontal que puede empezar a desarrollarse en las plazas y en el seno de las organizaciones populares, y que debe finalmente trasladarse a las instituciones públicas.

Exponemos algunas propuestas de cara al debate colectivo:

1.- Adoptar la República como forma de estado.

2.- Abolir los títulos nobiliarios, limitar al máximo los aforamientos y prohibir las denominadas “puertas giratorias” como expresiones de desigualdad ante la ley.

3.- Hacer del trabajo y la justicia social los ejes de la economía nacional.

4.- Plantear el estado federal como una posibilidad de consensuar el modelo territorial.

5.- Denunciar los acuerdos con el Vaticano y acabar con los privilegios fiscales, legales e institucionales de la Iglesia Católica.

6.- Blindar los servicios públicos frente a las políticas privatizadoras promovidas por las grandes corporaciones.

7.- Subordinar la propiedad privada al interés nacional.

8.- Establecer el derecho a la vivienda como responsabilidad del Estado.

9.- Promover una educación para el conocimiento como medio para la emancipación de la clase trabajadora.

10.- Incluir la cultura, en sus más diversas manifestaciones, como factor fundamental en el desarrollo humano.

11.- Consignar un porcentaje del presupuesto a fomentar la investigación en ciencia y tecnología en línea con los países de nuestro entorno.

12.- Incorporar los logros del movimiento feminista (divorcio, interrupción del embarazo, derechos sexuales y reproductivos, paridad, conciliación familiar…) y de la comunidad LGTBI (matrimonio entre personas del mismo sexo, medidas antidiscriminación, identidad de las personas trans…) en el articulado de la constitución.

13.- Reconocer los derechos de las personas emigrantes y refugiadas, incorporar estrategias globales de integración e instituir la cooperación internacional como elemento constitutivo de nuestra política exterior.

14.- Renunciar a la guerra como herramienta de resolución de conflictos, prohibir la venta de armas a gobiernos que no respeten los derechos humanos, implementar los convenios internacionales suscritos, respetar las resoluciones de la ONU y defender el derecho de los pueblos ocupados, como el saharaui o el palestino, a su libre autodeterminación.

15.- Suscribir un nuevo contrato con la naturaleza en el que se reconozcan los derechos de todos los seres vivos y se interprete la tierra como casa común y no como objeto de expolio.

No somos gente ingenua. Somos conscientes de las dificultades y de la feroz reacción con que chocará nuestra pretensión de avanzar en democracia y hacer del pueblo el protagonista de su destino.

Pero no podemos quedarnos de brazos cruzados porque, como dijo Marcelino Camacho, “ni nos domaron, ni nos doblaron, ni nos van a domesticar.”

Este 14 de abril se celebra el 90º aniversario de la proclamación de la II República. Aquí, en Albacete,  realizamos este acto conmemorativo con el recuerdo vivo de todas aquellas personas que lucharon por una España más justa, sin olvidar jamás a quienes combatieron contra el fascismo y sufrieron todo tipo de represalias por ello, hoy (no se nos ocurre mejor día) iniciamos un camino que conduce a un horizonte de esperanza. ¡Por un proceso constituyente ya! ¡Viva la III República!

14 de abril de 2021. ALBACETE POR LA REPÚBLICA

Artículo anteriorArcadi Oliveres: “Estamos en manos de delincuentes”
Artículo siguienteEntrevista a Pepa Torres: Espiritualidad interreligiosa y compromiso social, en Lavapiés.
Profesor albaceteño con más de 34 años de ejercicio. Logopeda y especialista en Pedagogía Terapéutica. Ya jubilado. Miembro de la "Comunidad del Olivo" que forma parte de las Comunidades Cristianas Populares (CCP) y en cuya coordinadora estatal, representa a las Redes Cristianas, en cuya coordinadora estatal participa actualmente. También es miembro del consejo de redacción de UTOPIA, la revista de cristian@s de base. Pertenece a ATTAC, al colectivo de Apoyo al Inmigrante -ACAIM-, a la PAH (Stop Desahucios AB) o a la Plataforma contra la militarización de Albacete, CONMILAB, entre otras. Fue coordinador provincial de Nueva izquierda, desde su creacion. Posteriormente fue coordinador provincial de Izquierda Unida, desde 2007 hasta su dimisión en diciembre de 2010; candidato al Senado en 2004; compañero de Cayo Lara en la candidatura al parlamento regional de CLM en 2007; cabeza de lista al Congreso de los Diputados por Albacete en 2008; candidato a las elecciones europeas por «La izquierda», y hasta julio de 2011, miembro de su Consejo Político Federal. Tras su paso activo por el 15-M, contribuyó a la creación de PODEMOS en Albacete, formación a la que pertenece y en la que ha sido el responsable de "Laicidad y Libertad de conciencia" del primer Consejo Ciudadano Estatal al que perteneció desde Noviembre de 2014 -Vistalegre I-, hasta Vistalegre II en febrero de 2017. En la actualidad es un mero militante.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here