Pensaba escribir algo sobre el carpetazo a la causa de Camps, ante mi indignación por que unos jueces (que por muy amigos que sean del encausado, no imaginaba que caerían tan bajo) archivaran la única causa en la que le han pillado, y siguieran la tónica de su correligionario Fabra en Castellón. A partir de ahora, barra libre pues todo vale.
Pero no. Solo os voy a recomendar cómo informa la noticia Ignacio Escolar para que la entienda una persona argentina, ya que en este caso la crónica es para el diario Clarín. ¡Excelente profesionalidad!. Ninguna manipulación. Y rara Avis en el mundo del periodismo. ¡Chapeau Ignacio!, no me extraña que tu blog sea el nº 1 en el Top político de Wikio.


La Justicia archiva la causa contra el presidente de Valencia

Dos jueces conservadores del Tribunal Superior de Valencia dan carpetazo a la causa abierta contra el presidente de la Comunidad Valenciana, Francisco Camps, implicado en el Caso Gürtel por haber aceptado sobornos: 12.000 euros en trajes a medida.
Ignacio Escolar. Madrid

La Justicia le ha dado al fin una alegría al conservador Partido Popular (PP). El primer partido opositor español lleva meses atrapado en el caso Gürtel, una extensa trama de corrupción que afecta a algunos de sus dirigentes. El Tribunal Superior de Justicia de la Comunidad Valenciana dio ayer carpetazo a una parte del caso: la causa abierta contra varios líderes regionales del PP, entre ellos el presidente de la Generalitat valenciana, Francisco Camps. Estaban acusados por aceptar lujosos regalos de las empresas de Francisco Correa, el presunto jefe de una trama corrupta que, según la investigación policial, utilizaba sus amistades en el PP para conseguir contratos públicos y cobrar comisiones. Camps había sido imputado dentro de ese proceso, que inició el juez Baltasar Garzón, por recibir 12.000 euros en trajes a medida pagados por Álvaro Pérez –conocido en la investigación como ‘el Bigotes’–, el hombre de Correa en Valencia.
‘El Bigotes’ trabajó durante años para el PP en la organización de mítines del partido, a sueldo de Correa, y es amigo de Camps, además de contratista de la administración valenciana. “Amiguito del alma”, le calificaba el presidente de Valencia en una conversación telefónica entre ambos intervenida por la Policía durante las ultimas Navidades. “Te quiero un huevo”, afirmaba Camps en esa misma conversación. Le agradecía al ‘Bigotes’ unos regalos navideños: “Quiero que nos veamos con tranquilidad para hablar de lo nuestro, que es muy bonito”. La empresa del ‘Bigotes’ y Correa, Orange Market, recibió en los últimos años siete millones de euros en contratos del gobierno que preside Camps.
Cuando el juez Garzón desveló la trama, antes de que estas conversaciones telefónicas llegasen a la prensa, Camps mintió al asegurar que no conocía “de nada” al ‘Bigotes’. Más tarde negó los regalos: “Yo me pago mis trajes”, afirmó en una contundente declaración pública, que después ratificó en su declaración judicial.
El juez José Flors, quien se ocupó de la investigación después de que Garzón transfiriese esa parte del caso a la justica valenciana, encontró once pruebas distintas que demostraban que Camps había mentido, por lo que decidió imputarle bajo la acusación de cohecho pasivo: un delito recogido en el Código Penal que condena a los funcionarios o cargos públicos que aceptan regalos y que está penado con una multa de entre tres y seis meses de cárcel. La Fiscalía Anticorrupción protestó hace unas semanas contra esta decisión del juez Flors, pues reducía los cargos contra Camps y dejaba libre al ‘Bigotes’; el cohecho pasivo, a diferencia del delito de cohecho, que pedía Anticorrupción, sólo castiga al funcionario, y con una pena menor.
El auto judicial del Tribunal Superior de Valencia, conocido ayer, deja claro que Camps mintió y que los regalos existieron, pero considera que no existe ningún delito porque no ve la relación entre los regalos y los contratos adjudicados al ‘Bigotes’ ni con los cargos que desempeñan los acusados. La decisión no fue unánime: dos jueces de la sala votaron a favor del archivo y un tercero, en contra. Los tres jueces están adscritos al sector conservador. Dos de ellos fueron nombrados por el PP, a través de las Cortes Valencianas, y el tercero, el presidente, por el Consejo General del Poder Judicial –el órgano rector de la Justicia española, nombrado por la mayoría del Parlamento durante los años del Gobierno conservador de José María Aznar–. Uno de los dos jueces que votó a favor del archivo, el presidente de la sala, Juan Luis de la Rúa, es amigo personal de Camps. “Tendremos que buscar en el diccionario otra palabra distinta a la de amistad que resuma y defina la íntima y sentida colaboración entre De la Rúa y el president de la Generalitat”, aseguró el propio Camps en un discurso, hace cerca de un año. La respuesta del juez no fue menos cariñosa: “Me siento feliz de esa relación”.
El líder del PP, Mariano Rajoy, declaró al conocer el archivo que “había triunfado la Justicia, el sentido común y los vendedores de tila, porque algunos están de los nervios”. La vicepresidenta del Gobierno, la socialista María Teresa Fernández de la Vega, ha criticado la respuesta de Rajoy: “El tema es lo suficientemente serio como para hacer gracietas”. La Fiscalía Anticorrupción ha anunciado que recurrirá el archivo del caso ante el Tribunal Supremo. Camps dice estar “muy contento”.

Artículo anteriorA instancias de IU, los ayuntamientos expresan su solidaridad y apoyo al pueblo saharaui
Artículo siguienteDoy fe que, rastreadores de Internet y ex-soldados son reclutados y pagados para extender propaganda israelí.
Profesor albaceteño con más de 34 años de ejercicio. Logopeda y especialista en Pedagogía Terapéutica. Ya jubilado. Miembro de la "Comunidad del Olivo" que forma parte de las Comunidades Cristianas Populares (CCP) y en cuya coordinadora estatal, representa a las Redes Cristianas, en cuya coordinadora estatal participa actualmente. También es miembro del consejo de redacción de UTOPIA, la revista de cristian@s de base. Pertenece a ATTAC, al colectivo de Apoyo al Inmigrante -ACAIM-, a la PAH (Stop Desahucios AB) o a la Plataforma contra la militarización de Albacete, CONMILAB, entre otras. Fue coordinador provincial de Nueva izquierda, desde su creacion. Posteriormente fue coordinador provincial de Izquierda Unida, desde 2007 hasta su dimisión en diciembre de 2010; candidato al Senado en 2004; compañero de Cayo Lara en la candidatura al parlamento regional de CLM en 2007; cabeza de lista al Congreso de los Diputados por Albacete en 2008; candidato a las elecciones europeas por «La izquierda», y hasta julio de 2011, miembro de su Consejo Político Federal. Tras su paso activo por el 15-M, contribuyó a la creación de PODEMOS en Albacete, formación a la que pertenece y en la que ha sido el responsable de "Laicidad y Libertad de conciencia" del primer Consejo Ciudadano Estatal al que perteneció desde Noviembre de 2014 -Vistalegre I-, hasta Vistalegre II en febrero de 2017. En la actualidad es un mero militante.

1 Comentario

  1. Lo peor de todos estos casos de corrupción que siempre están salpicando a ambos partidos, es que hay gente que encima los apoya.

    Te invito a leer mi artículo:
    Las diferencias entre simpatizante y fanático
    terceraopinion.net/2009/08/09/diferencias-simpatizante-fanatico/

    Un saludo.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here