El Reciente anuncio del Sr. Zapatero de reformar las pensiones para el mes próximo es un claro incumplimiento del Art. 50 de nuestra Carta Magna que dice que “los poderes públicos garantizarán mediantes pensiones adecuadas y periódicamente actualizadas, la suficiencia económica a los ciudadanos de la tercera edad”.
Ya está bien de falsas hipocresías, cuando de cambiar la constitución hablamos, de arcaicos determinismos históricos, de absurdos romanticismos o de sempiternos chantajes, después de 32 años.

Mientras los representantes políticos del bipartidismo español, andan lanzado proclamas, felicitaciones y loas a nuestra Constitución, desde el pasado viernes (no sé si por quedarse tranquilos para el puente de la Idem), lo que tenían que hacer son dos cosas más que urgentes: La primera, actualizarla (hasta el Vaticano II hablaba de “los signos de los tiempos” que, por cierto, distan mucho de los vigentes en 1978. Y la segunda, aplicarla íntegramente, en el mientras tanto.
El coordinador federal de IU, Cayo Lara así lo denunciaba hace unos días: “la Carta Magna está para cumplirse, y hoy se vulneran especialmente tres artículos: el 35 (derecho al trabajo), el 41 (protección al desempleo) y el 47 (derecho a la vivienda)”. La verdad es que hay muchos más vilipendiados, como el 50 con el que arrancábamos (pensiones adecuadas y actualizadas), el 40.1 (distribución equitativa de la renta) o el 43.1 (Protección a la salud), por no ser exhaustivos.
Y, si no se nos tacha de partidistas, no digamos ya los francos incumplimientos y retrocesos en la laicidad del Estado, donde la constitución habla claramente de la separación entre éste y cualquier tipo de religión;
el débil sustento de la monarquía heredada del tardo franquismo y hoy mas que incongruente ante el hecho sucesorio, o la clara inconstitucionalidad –ética y democrática al menos- de la injusta Ley electoral actual que permite que un partido nacionalista con la mitad de votos que otro nacional, tenga el doble de representación parlamentaria y se preste a chantajear al mismo gobierno estatal.
La IX Asamblea federal de IU, ya lo aprobó hace dos años: “no es suficiente que la Constitución recoja el derecho a una pensión digna para evitar la pobreza en los últimos años de nuestras vidas, ni que figure que todos somos iguales ante la Ley. No tiene ningún valor efectivo que se proclame el derecho a la vivienda o la subordinación de la riqueza del país al interés general, (…) si tras estos artículos no figuran otros que garanticen constitucionalmente su ejecución. Apostamos claramente por la profundización democrática, por métodos participativos de ejercicio democrático para la ciudadanía, y por la elegibilidad de todas las instituciones y poderes reales del Estado, incluyendo aquéllos que nunca se han sometido al veredicto de las urnas, como es la Jefatura del Estado, el poder económico o el poder mediático”.

Mi apuesta, también suscribe lo aprobado por la organización a la que represento y es muy clara: hace falta ya, “una reforma constitucional para llegar a una república federal, democrática y solidaria, capaz de garantizar los mismos derechos económicos y sociales a la ciudadanía independientemente del territorio donde resida”… (Para ver completa esta propuesta pueden visitar mi blog o la Web de IU Federal).

SI QUIERES
Wikio

Artículo anteriorVUELING en Ciudad Real y AIR NOSTRUM en Albacete
Artículo siguiente¿Quién paga la crisis? ¿Dónde está el dinero?
Profesor albaceteño con más de 34 años de ejercicio. Logopeda y especialista en Pedagogía Terapéutica. Ya jubilado. Miembro de la "Comunidad del Olivo" que forma parte de las Comunidades Cristianas Populares (CCP) y en cuya coordinadora estatal, representa a las Redes Cristianas, en cuya coordinadora estatal participa actualmente. También es miembro del consejo de redacción de UTOPIA, la revista de cristian@s de base. Pertenece a ATTAC, al colectivo de Apoyo al Inmigrante -ACAIM-, a la PAH (Stop Desahucios AB) o a la Plataforma contra la militarización de Albacete, CONMILAB, entre otras. Fue coordinador provincial de Nueva izquierda, desde su creacion. Posteriormente fue coordinador provincial de Izquierda Unida, desde 2007 hasta su dimisión en diciembre de 2010; candidato al Senado en 2004; compañero de Cayo Lara en la candidatura al parlamento regional de CLM en 2007; cabeza de lista al Congreso de los Diputados por Albacete en 2008; candidato a las elecciones europeas por «La izquierda», y hasta julio de 2011, miembro de su Consejo Político Federal. Tras su paso activo por el 15-M, contribuyó a la creación de PODEMOS en Albacete, formación a la que pertenece y en la que ha sido el responsable de "Laicidad y Libertad de conciencia" del primer Consejo Ciudadano Estatal al que perteneció desde Noviembre de 2014 -Vistalegre I-, hasta Vistalegre II en febrero de 2017. En la actualidad es un mero militante.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here