Ando esta semana haciendo la Declaración de la Renta 2012 cuando ese evangélico “Programa Padre”, me invita a poner 2 cruces (o una, o ninguna), para que detraigan un 0,7% de mis impuestos para la Iglesia Católica o para Fines sociales.
Como hombre de Fe -aunque muchos crean que los rojeras, no podemos serlo- que desde hace 34 años, pertenece a una pequeña comunidad cristiana, cada año me radicalizo mas con estas cuestiones, sobre todo cuando mi propia iglesia no obra limpio, ni sus prácticas son muy ejemplares.
No me gusta cómo aborda esta Jerarquía el tema de la “financiación” ni por lo incoherente con los acuerdos que firmo con el Estado, después del concordato y nada más aprobarse la Constitución (pues se comprometió a autofinanciarse en el plazo de tres años), ni por la forma que tiene de presionar a los gobiernos (prácticamente chantajeándolos para obtener privilegios desproporcionados en un estado aconfesional), ni por la publicidad engañosa con la que anuncia sus campañas “X Tantos” para animarnos a PONER LA CRUZ -que no la otra mejilla-, en la casilla correspondiente del IRPF.
Para mí el problema no es que, quienes nos confesemos creyentes autoricemos al estado a entregar a la Iglesia 200 o 300€; el “quid” es que este “donativo” no sale de los impuestos de quienes marcan “religiosamente” una o las 2 casillas, sino de la suma total recaudada y por tanto de la aportación de católicos, ateos, agnósticos o creyentes de otras religiones, cosa que, con una secularización social del 60% y una altísima falta de credibilidad –según el último CIS-, es a todas luces injusto.
 Quien siga mi blog sabrá que ya nos hemos pronunciado en varias ocasiones por la laicidad del Estado, para que la Iglesia pague el IBI, o por la denuncia del Concordato del 53 y de los Acuerdos con la Santa Sede del 79 que es la verdadera madre del cordero (no pascual). Por cierto, no como el Sr. Rubalcaba que me exaspera cuando amaga constantemente con querer denunciarlo –esta semana de nuevo, amenazando con ello si seguía adelante ese esperpento que es la Wert-gonzosa LOMCE-, cuando estando en el gobierno no sólo no se le ocurrió nunca, sino que siempre se opuso.

Enumerar las razones que justificarían este planteamiento, excedería el espacio de esta graciable sección. Pero se pueden consultar las del Observatorio de la Laicidadque suscribimos al 100%. Pero si señalaré las -para mi- 3 inmoralidades de esta nueva campaña eclesial:
• No es verdad, como dicen, que ganamos todos, sino solo la Iglesia Católica
• No es muy ejemplar decir que se pide para los más necesitados, pues a Cáritas, como ella misma denunció el año pasado desdiciendo al Sr Rouco Varela, no aporta sino el 2%, y
• No es justo, ni ético que el Estado aporte más de 11.000 millones de euros a la Iglesia Católica Apostólica y Romana cuando a la vez se los está quitando a la educación, a la sanidad, a la dependencia, a la cultura o a la investigación…Financiar actividades de una parte de la población (las de los católicos) en detrimento de las necesidades de interés general (como los servicios públicos) es a todas luces insolidario.
 Artículo publicado en la LA TERCA UTOPIA, columna de Albacete Capital

* !function(d,s,id){var js,fjs=d.getElementsByTagName(s)[0];if(!d.getElementById(id)){js=d.createElement(s);js.id=id;js.src=»//platform.twitter.com/widgets.js»;fjs.parentNode.insertBefore(js,fjs);}}(document,»script»,»twitter-wjs»); * Si te ha gustado, COMPÁRTELO y/o VÓTALO:

Artículo anteriorSalir del €uro para recuperar la soberanía económica, monetaria y ciudadana.
Artículo siguienteContra los recortes de la Troika y por una democracia del pueblo
Profesor albaceteño con más de 34 años de ejercicio. Logopeda y especialista en Pedagogía Terapéutica. Ya jubilado. Miembro de la "Comunidad del Olivo" que forma parte de las Comunidades Cristianas Populares (CCP) y en cuya coordinadora estatal, representa a las Redes Cristianas, en cuya coordinadora estatal participa actualmente. También es miembro del consejo de redacción de UTOPIA, la revista de cristian@s de base. Pertenece a ATTAC, al colectivo de Apoyo al Inmigrante -ACAIM-, a la PAH (Stop Desahucios AB) o a la Plataforma contra la militarización de Albacete, CONMILAB, entre otras. Fue coordinador provincial de Nueva izquierda, desde su creacion. Posteriormente fue coordinador provincial de Izquierda Unida, desde 2007 hasta su dimisión en diciembre de 2010; candidato al Senado en 2004; compañero de Cayo Lara en la candidatura al parlamento regional de CLM en 2007; cabeza de lista al Congreso de los Diputados por Albacete en 2008; candidato a las elecciones europeas por «La izquierda», y hasta julio de 2011, miembro de su Consejo Político Federal. Tras su paso activo por el 15-M, contribuyó a la creación de PODEMOS en Albacete, formación a la que pertenece y en la que ha sido el responsable de "Laicidad y Libertad de conciencia" del primer Consejo Ciudadano Estatal al que perteneció desde Noviembre de 2014 -Vistalegre I-, hasta Vistalegre II en febrero de 2017. En la actualidad es un mero militante.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here