Decía José Bono hace unas semanas que las numerosas críticas que últimamente está recibiendo, son por su condición de cristiano. ¡Alucinante!.
En otoño de 2009 también jugaba a ese victimismo interesado diciendo que “la iglesia me condena por ser socialista”, con lo que se pretendía ganar una parte del electorado cristiano ante los ataques de la jerarquía mas reaccionaria de este país.
Y ahora, la verdad es que no sé como se atreve a hacerse de nuevo la víctima, pretende ganar indulgencias con padrenuestros ajenos. Me parece una falta de respeto al mismo mensaje evangélico que si por algo se caracteriza es por estar siempre al lado de los pobres y situarse de manera muy crítica en contra de la riqueza.
No seré yo quien juzgue la fe de un hermano, aunque solo sea por aquello del “no juzguéis y no seréis juzgados”. Pero sí me creo en la libertad de decirle que por lo que se le critica en determinados ambientes, es por su escandaloso enriquecimiento en tan corto espacio de tiempo (6 millones de euros de patrimonio con nueve viviendas compradas en nueve años, áticos de lujo, parcelas, hípica…), que como me decía un buen amigo de la política, “lo malo no es todo lo que Bono tiene, sino que todo lo que tiene es legal”.
Tampoco seré yo quien ponga eso en duda, pues no en vano la Fiscalía del Supremo acaba de archivar las investigaciones sobre su magnífico patrimonio que entiende “normal” dado su “muy alto poder de generar ingresos”. Mas si como servidor público se le debe exigir cierta ética, como cristiano es mucho más exigente el seguimiento a Jesus de Nazaret.
Por eso me parece intolerable que desvíe el tema con un falso victimismo que se excusa en la fe. Solo bastaría recordarle dos pasajes evangélicos, a él que es tan dado a las citas bíblicas, quizás orientado por el que fuera tantos años asesor personal, el cura Rozalén. Estaba pensando en el de “no se puede servir a dos señores… a Dios y al dinero” y en aquel otro neotestamentario de que ““es más fácil que un camello pase por el ojo de una aguja a que un rico entre al Reino de los Cielos”.
Claro que yo no sé de qué nos extrañamos cuando hasta en la iglesia ha tenido tan buenos maestros. El ultimo caso de actualidad, el del cura castillejo, -fray langostino para los amigos- ex deán de la catedral de Córdoba, que gusta que le llamen Monseñor, que desde 2005 está cobrando una “austera” pensión vitalicia de 250.000 euros al año que además heredarán sus cuatro hermanas hasta que muera la última, y que ahora sabemos que infló su póliza en un millón de euros, cuatro meses antes de salir de Cajasur. Miguel Castillejo fue el cura banquero que gestionó Caja Sur durante mas de tres décadas, fue el gestor que pagaba dietas millonarias a los consejeros de la caja por asistir a una exposición religiosa o a la coronación de la Virgen, y es quien -como Hernández Moltó en CCM- se ha ido de rositas porque la multa a este último mas parece un chiste) y a quien también le han intervenido la Caja desde el Banco de España.
No sé si será verdad ese rumor que circula por ahí según el cual ausente Múgica de la defensoría del Pueblo, la jugada casi perfecta colocaría a Vázquez en su lugar y a Bono en el Vaticano. Tras el ultimo “fuego amigo”, este “ascenso” puede que haga felices a todos.

SI QUIERES
Wikio

Artículo anteriorA Paul Kagame le sale el tiro por la culata
Artículo siguienteEl asalto más duro de la democracia a los derechos de los trabajadores y trabajadoras.
Profesor albaceteño con más de 34 años de ejercicio. Logopeda y especialista en Pedagogía Terapéutica. Ya jubilado. Miembro de la "Comunidad del Olivo" que forma parte de las Comunidades Cristianas Populares (CCP) y en cuya coordinadora estatal, representa a las Redes Cristianas, en cuya coordinadora estatal participa actualmente. También es miembro del consejo de redacción de UTOPIA, la revista de cristian@s de base. Pertenece a ATTAC, al colectivo de Apoyo al Inmigrante -ACAIM-, a la PAH (Stop Desahucios AB) o a la Plataforma contra la militarización de Albacete, CONMILAB, entre otras. Fue coordinador provincial de Nueva izquierda, desde su creacion. Posteriormente fue coordinador provincial de Izquierda Unida, desde 2007 hasta su dimisión en diciembre de 2010; candidato al Senado en 2004; compañero de Cayo Lara en la candidatura al parlamento regional de CLM en 2007; cabeza de lista al Congreso de los Diputados por Albacete en 2008; candidato a las elecciones europeas por «La izquierda», y hasta julio de 2011, miembro de su Consejo Político Federal. Tras su paso activo por el 15-M, contribuyó a la creación de PODEMOS en Albacete, formación a la que pertenece y en la que ha sido el responsable de "Laicidad y Libertad de conciencia" del primer Consejo Ciudadano Estatal al que perteneció desde Noviembre de 2014 -Vistalegre I-, hasta Vistalegre II en febrero de 2017. En la actualidad es un mero militante.

1 Comentario

  1. Pues sí, Miguel Angel, apostar a Bono en el Vaticano parece apuesta a caballo ganador. Seguramente a la Banca Vaticana le convienen los saberes de Bono de multiplicar patrimonios como el coser y cantar. Un saludo,

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here